Una recuperación de 20% en la economía vaticinó en una entrevista reciente Domingo Maza Zavala para el primer trimestre de este año. Para quienes conocen poco del fenómeno económico y de las metodologías de estimación, la pregunta que viene a la mente cuando uno oye una cifra tan grande, en medio de tanto desempleo, informalidad, pobreza, y conflictividad política y social, es: ¿20% de qué?

Esa cifra lo que significa es que en el primer trimestre del 2004 se produjeron 20% más de bienes y servicios que en ese mismo trimestre en el 2003. La cifra tiene dos vertientes, la vertiente petrolera y la no-petrolera. En petróleo, si Venezuela cerró el primer trimestre 2004 produciendo 2.5 millones de barriles diarios, contra 1.7 en promedio durante el primer trimestre 2003 (cuando ocurrió la huelga general) se registra un crecimiento cercano a 45%. Como el petróleo representa 25% de nuestra economía, aquí ya tenemos un “crecimiento” de 11.3% (25% x 45%). Con ese crecimiento del sector petrolero, una recuperación de 11.6% en el sector no petrolero (75% de nuestra economía) alcanza para producir los 8.7% adicionales (11.6% x 75%) necesarios para registrar un crecimiento agregado de 20% en el trimestre.

El problema es que la base de comparación para estimar ese 20% es muy pobre, porque durante el primer trimestre 2003 ocurrió la huelga general. Cuando uno pone este 20.0% en la perspectiva de que esta huelga generó en su momento una caída económica de 27.7%, no puede dejar de percibir que somos ahora mucho más pobres de lo que éramos en el 2002. Específicamente, si Venezuela logra crecer 20.0% este primer trimestre, nuestro nivel total de producción estará 13% por debajo de ese mismo trimestre en el 2002, y 19.8% por debajo de ese mismo trimestre en 1998. Si Venezuela logra crecer 20.0% este trimestre, nuestro ingreso por habitante cerrará 16.2% por debajo del que teníamos en el 2002, y 28.4% por debajo del nivel que teníamos en el primer trimestre de 1998.

Ese es el verdadero termómetro del “crecimiento”. Si usted siente que hay más desempleo ahora que en el 2002 o 1998, si siente que hay más inflación y que tiene menor poder adquisitivo, si ve pocas inversiones en el país y percibe el ambiente como demasiado inestable, incierto y adverso a la actividad económica privada, y todo eso no le cuadra con un crecimiento de 20%, no se preocupe, el que está correcto es usted.

Miguel Angel Santos